Uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Acepto

 

 

 

"FIAT AEQUITAS PEREAT MUNDUS (HÁGASE LA EQUIDAD AUNQUE PEREZCA EL MUNDO)

INSPIRADOR DEL DESPACHO: EL PADRE ALDAMA (espíritu del despacho)

El nombre del Bufete Aldama procede de los orígenes jesuíticos de sus fundadores, no en vano estudiaron durante más de 12 años en sus aulas escolares y en su Universidad posteriormente. Durante su aprendizaje escolar tuvimos la suerte de recibir clases magistrales de Don Francisco de Borja Aldama Pruaño, para todos el Padre Aldama, el cual tiene una historia apasionante que ahora relataré, pero antes exaltar sus virtudes más importantes y que llevaron a recoger el nombre para trabajar una más que improbable simbiosis con su espíritu, como eran la humildad y la inteligencia; todos conocemos personas inteligentes y personas humildes pero pocas aúnan ambas virtudes, y el Padre Aldama nos las mostró diariamente aunque tardíamente lo hayamos descubierto.

En cuanto a su historia familiar, contaros que la casa de los Aldama fue rociada sorprendentemente de vocaciones religiosas, así la familia Aldama (Condes de Aldama) al completo se enclaustró, primero los hijos -educados en un ambiente sumamente religioso, entre internados y hogar-y después el matrimonio. 

El Conde (padre de nuestro profesor) desde hacía tiempo “orando delante de N. Señor por vosotros, mis hijos me vino al pensamiento la idea y el deseo de pedir algo especial para vosotros”, es decir, su ordenación como sacerdote, de su mujer Dolores Pruaño Velarde (1871-1948), de Trebujena, tuvo cinco hijos. José Antonio (1903-1980), el mayor de los varones, con quince años había iniciado el noviciado jesuítico en Granada, y en 1929 se ordenaba sacerdote. En el mismo año, día de nochebuena, también se ordena su padre en la Capilla de Palacio Arzobispal de Granada. El día de Navidad, el padre celebra la primera misa y el hijo hace de predicador en el Convento de la Visitación -de las Salesas- en Sevilla. Detrás de la reja monacal presencia la misa como novicia su mujer, Dolores; y dos hijos -Antonio María y Francisco de Borja (nuestro profesor), que pasado el tiempo tomarán el hábito de la Compañía- hacen de acólitos. Otras dos hijas: Natividad y Concepción se ausentaron por no poder salir del convento de las Esclavas de la Madre Rafaela. 

En la tarde del mismo día, el marido impone a la esposa el hábito.

En 1930 falleció el Conde de Aldama en el colegio de Loyola, término de Azpeitia, al mes de empezar el noviciado como jesuita. Con ello se perdió la dinastía, donando todos sus bienes a la Iglesia Católica y a los  municipios donde se encontraban sus inmuebles.

 

Contacto

Avda. San Francisco Javier nº22,

Edificio Hermes,

Planta 1ª, Módulo 1 y 2,

Planta 2ª, Módulo 4

41018 Sevilla

Teléfono:    954 655 816 (Fax)

Teléfono 2: 954 870 676

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.